viernes, 19 de enero de 2018

Federico Arrazola en Villanueva del Campo

Por Francisco Rubio Pérez (c) 
Publicado en el Agora de Villanueva del Campo. Copyright - 
19 de enero de 2018. 

Federico Arrazola es la única persona a la que Villanueva del Campo tiene dedicada una calle. Calle que por circunstancias que explicaremos, seguramente fue abierta bajo su intercesión, aunque es un dato que tendremos que aclarar con el ayuntamiento. 

Fotografia y firma de
Federico Arrazola 
La figura de Federico Arrazola es conocida más o menos por todos los villanovanos, pero quizás para los más jóvenes resulte ser un personaje de otros tiempos. Los más mayores saben que fue importante para Villanueva, aunque seguramente no se conozca muy bien el porque. Por ello, nos hemos animado a investigar algo más de la persona y el personaje que en el siglo XIX convivió con los villanovanos en Villanueva del Campo, pero seguramente en los diferentes círculos sociales de ricos y pobres a los que se obligaba la sociedad de aquel entonces. 
Vaya por delante que no fue villanovano de nacimiento, pero los lazos familiares y de diversa índole que le unieron a Villanueva durante toda su vida, hacen que pueda ser considerado un villanovano mas. 

Una de las primeras cosas que hemos conseguido es una foto de Federico Arrazola, ya que siempre resulta interesante ponerle cara al personaje. Esta extraída de su expediente como senador, por lo que en ella tendría unos 40 años. Se nos muestra con un semblante serio y trajeado, propio de los políticos del siglo XIX. También podemos apreciar su firma autógrafa. 




Antecedentes familiares

Federico nació en el Madrid de 1846, en los albores de Isabel II como reina de España. Era uno de los trece hijos que tuvo el matrimonio formado por Lorenzo Arrazola García y Ana Micaela Guerrero Barrio. 
De su padre, Lorenzo Arrazola (1795-1873), sabemos bastantes cosas. Nació en Checa (Guadalajara), pero por circunstancias familiares se crió con un tío suyo en Benavente. Paso a estudiar en el seminario de Valderas y acabó licenciándose en Derecho en Valladolid. Fue abogado, profesor, político del Partido Moderado Liberal, Senador, Ministro de Gracia y Justicia, Presidente del Tribunal Supremo y afamado jurisconsulto. 
De su madre, Micaela, sabemos que residía en Madrid, pero que pertenecía a una adinerada familia de políticos zamoranos, procedentes precisamente de Villanueva del Campo, donde tenían casa en la calle la Peña y un amplio capital. De ella heredaría 73 parcelas que poseía en las localidades de Villanueva del Campo, Vega y Prado.
Con el tiempo, dicho matrimonio compraría una casa en Villanueva donde pasaban largas temporadas y que aun pertenece a los descendientes de la familia Arrazola. El general Jose María Arrazola de Cárdenas, jefe de Inteligencia del Estado Mayor del Ejército ha sido uno de sus últimos poseedores y que hasta no hace mucho era cotidiano verle pasear y charlar por las calles del pueblo. 



Casa de los Arrazola en Villanueva del Campo 

Breve biografía

Federico siguiendo la estela de su padre se licenció en Derecho y montó un bufete de abogados en Madrid, del que vivía. Además, en 1867 y con 21 años, le ponen al frente de la redacción del periódico La Cantada y colabora con otras publicaciones de corte católico. 
Con 29 años, en diciembre de 1875, se casa con María de los Dolores Mudera y establecen su casa familiar en la calle Fuencarral nº 33 de Madrid, propiedad de su mujer. No tenemos constancia de si tuvieran o no hijos. 
Al igual que hiciera su padre, Federico se metió en política y con 38 años fue elegido senador en cortes por el distrito de Villalpando, circunscripción de Zamora, en la legislaturas de 1884-1886 y en la de 1891-1892. 
En 1892, con 46 años fue nombrado Director General de Correos y Telégrafos, por lo que renunció a su acta de Senador, volviendo a retomarla el 10-09-1892 hasta el 5-01-1893.
De 1896 a 1898 fue Senador de la circunscripción de Alicante por el distrito de Villena. 
Ya en 1899 consiguió una senaduría electiva por Teruel, culminando su trayectoria política como senador vitalicio desde 1900.
El 11 de enero de 1913 moría en Madrid a la edad de 67 años. 

Las escuelas de la calle Federico Arrazola

En 1857, se llevo a cabo la reforma del sistema educativo español a través de la ley de Instrucción Pública, impulsada por el zamorano Claudio Moyano (1809-1890), que fue coetáneo, y seguramente amigo, del padre de Federico y del propio Federico. 
De aquella ley se derivó la construcción paulatina de colegios públicos en todas las localidades de España y entre ellos, la construcción en Villanueva del Campo de un importante edificio de nueva planta para Escuelas Nacionales de niños y niñas y casas para maestros. 
Un Proyecto que en el caso de Villanueva fue encargado al arquitecto zamorano Segundo Viloria, quien proyectara también el mercado de abastos de la capital zamorana en el estilo modernista de la época. 

Por su ubicación, podemos deducir que el edificio de las escuelas se debió construir en terrenos vendidos o cedidos de la gran casona de los Padierna de Villapadierna. A su vez y para dar acceso a las escuelas hubo de abrirse una nueva calle, en prolongación de la que hasta entonces se denominaba la Calle Cerrada, que salía desde la Plaza Mayor y cuyo cartel aun es posible ver. 
Las Escuelas se inauguraron en 1896 tal y como marca la placa que lo preside y estuvieron en pleno funcionamiento durante 78 años, hasta 1974, momento en el que se inauguraron las nuevas escuelas comarcales. 

Teniendo en cuenta as dificultades de carácter administrativo y financiero que conllevan ese tipo de actuaciones, algo nos dice que en la construcción de esas escuelas o en el trazado de la nueva calle, Federico pudo mediar. Que ya se sabe que en esa y en todas las épocas, las cosas de palacio ...van despacio.
A la nueva calle abierta se la denomina actualmente y desde hace mucho tiempo Calle de Federico Arrazola, por lo que podemos entender que algo tendría que ver Federico o puede que no. Seguro que consultando las Actas del Ayuntamiento se puede aclarar el tema. . 
Actualmente, el antiguo edificio de las escuelas alberga varias servicios como la Biblioteca Municipal, la central de telefónica, dos casas de alquiler social, el futuro museo del carro y hasta el tanatorio de la localidad. 


Federico bajaras. Un relato de época de cuando la mili era mas dura que ahora.

Federico pasó muchos de sus veranos de juventud en Villanueva del Campo, el pueblo de sus abuelos maternos y donde sus padres habían comprado una gran casa. Dicha casa aun existe tal cual y sigue perteneciendo a la familia Arrazola, se encuentra en la calle denominada precisamente Calle de los Arrazola. 
La gran amistad que trabó Federico con los jóvenes del pueblo, se puede apreciar en un espinoso episodio protagonizado por dos de aquellos villanovanos, que hacían el servicio militar en Toledo, allá por finales del siglo XIX. La historia nos la narró Alonso Domínguez (DEP) a través de la web de la Voz de Villanueva, curiosamente tal día como hoy, un 19 de enero de hace 15 años y que pasamos a trascribir tal cual. 

" FEDERICO BAJARÁS... " 19/01/2003 Por Alonso Dominguez.
Esto de "Federico Bajarás, las cosas están jodidas" es una frase que todos hemos oído repetidas veces, pero es probable que muchos no sepan el origen de esta expresión, por eso quiero dejar constancia de esta historieta tierna que ocurrió hace mucho tiempo, alrededor de 150 años.
Mi conocimiento de estos hechos se los debo a un señor mayor, mayor cuando yo contaba ocho o diez años. Por razones que no vienen al caso, este señor y yo pasábamos mucho tiempo juntos y me contó esta y otras muchas cosas. A él le debo, en parte, el rumbo que di al caso Abel en mi novela LA ALACRANA, pero esto es harina de otro costal. Queda claro, por tanto, que de este relato sólo tengo conocimiento por lo que este señor me contó, o sea, de oídas, allá va:

Aproximadamente a mediados del siglo XIX, cumplían el servicio militar obligatorio en la ciudad de Toledo dos villanovanos, uno de ellos se llamaba Francisco, apodado el "Chicho", del otro sólo recuerdo que se apellidaba Santervás. A Santervás le tocó un sargento de esos que entran pocos en libra, traía a todos sus subordinados de coronilla, humillándolos y vejándolos constantemente.
Como quiera que les hacia la vida imposible y ya se sabe que cuando uno se ve acorralado y no encuentra una salida viable, rompe todo lo rompible y comete las mayores barbaridades. Hartos de aguantar las indignidades de aquel sargento, los que estaban bajo su mando, entre ellos Santervás, decidieron juramentarse para eliminarle y sortearon para ver quien tenía que ser el brazo ejecutor, advirtiendo muy seriamente, tal como el caso requería, que inexcusablemente al que tocara lo tenía que hacer efectivo y si no que le matarían a él.


El "agraciado" fue Santervás y cumplió su cometido. El señor que me relató esto, más de una vez, por cierto, me daba muchos detalles, el más sobresaliente era, según él, que Santervás esperó al sargento debajo de una escalera por donde sabía que iba a pasar y al pie de dicha escalera fue donde lo mató. Pero siguiendo el hilo de este suceso, hay que resaltar que, como era normal y corriente por aquellas calendas y como ha sido hasta hace muy poco, matar a un superior en la "mili" era castigado, mediante juicio sumarísimo, con la pena de muerte. Sentencia que era cumplida con celeridad en 24 ó 48 horas.

El "Chicho", ante aquella inesperada tragedia, se le juntó el cielo con la tierra, no sabía que hacer ni que palillo tocar. Aturdido e impotente, un rayo de luz acudió en su ayuda; se acordó de su amigo Federico (Federico era uno de los muchos hijos de don Lorenzo Arrazola que solían veranear en Villanueva y que eran amigos de los jóvenes del pueblo) le escribió una carta en los siguientes términos: "Federico bajarás, las cosas están jodidas". Y Federico bajo, fue a Toledo y evitó la ejecución de Santervás.

Me contaba este señor que no sólo le libró de una muerte segura, sino que Santervás fue licenciado normalmente con su quinta. En agradecimiento, ya licenciado Santervás y retornado a este pueblo, cuando Federico vino a Villanueva, el pueblo en masa salió a recibirle y al pie de un arco de ramaje y flores que ubicaron en la calle Derecha, se detuvo la comitiva, y Santervás desde un balcón, pronunció un emocionado discurso que comenzaba así: "Detente, noble Arrazola...". Siento no acordarme de más, aunque quien me lo contó se lo sabía casi todo. Es probable que los jóvenes no sepan quien fue el padre de Federico, don Lorenzo Arrazola. Algún día le dedicaré unas líneas a este personaje que tanto influyó en la historia de Villanueva.


La Villanueva del Campo de la época de Federico Arrazola.

En la época en que vivió Federico, segunda mitad del siglo XIX, Villanueva del Campo era una villa prospera que aumentaba de población año tras año. El vino, el cereal, la lana, los corderos y la incipiente industria daban trabajo abundante de manera directa e indirecta, alcanzando su máximo histórico de población en 1900, con casi 2.900 habitantes.
Muchos fueron los proyectos que se llevaron a cabo en la localidad y que reflejaban esa prosperidad. Por su parte, los agricultores villanovanos aumentaron el numero de tierras de labor por la compra y roturación de una amplia zona del antiguo monte, situado alrededor del Teso de San Vicente.
Quizás la construcción e inauguración en 1850 de la gran obra de la iglesia del Salvador, con la importante mediación que llevo a cabo Lorenzo Arrazola, marco un hito. La construcción por iniciativa privada de la famosa Plaza de Toros, inaugurada el 14 de septiembre de 1894, fue otro de los elementos que mostraban la bonanza de una sociedad que nada tenia que envidiar a las de cualquier ciudad de la época. Villanueva del Campo contaba ademas con un paseo y un jardín de corte francés, además de un teatro de estilo isabelino. 
Uno de los grandes proyectos que compartió con otros pueblos de la comarca de Tierra de Campos fue la construcción de su estación del tren, en la linea del Ferrocarril Secundario de Castilla, el cual fue inaugurado en 1915, dos años después de la muerte de Federico. A esa dinámica económica se unieron la fabrica de harinas, también de principios del siglo XX y la existencia de multitud de artesanos de todos los oficios como albañiles, zapateros, aguardienteros, guarnicioneros, sastres, .... Por tener, Villanueva tenia hasta Notario. 


Personajes coetáneos de Federico en Villanueva

Como dato curioso decir que Federico fue coetáneo de otro villanovano muy conocido por todos, Don Rufino, el del Posito, dándose la casualidad de que ambos murieran el mismo año. 
También coincidió entre Villanueva y Madrid con otro villanovano peculiar, D. Felipe Padierna de Villapadierna y Muñiz, primer Conde de Villapadierna y de su hermano, León Padierna, ambos también senadores y diputados a cortes, por lo que bien podría ampliarse el dicho popular sobre la localidad: 

Villanueva del Campo, 
de las tres torres, 
donde nacen Obispos 
e inquisidores, 
Diputados y Senadores

Placa de la calle dedicada a Federico Arrazola 
y placa con el nombre antiguo: calle Cerrada 

Estamos seguros que habrá más datos que vinculen a Federico con Villanueva del Campo, hasta el punto de que le dedicaran una de las calles más céntricas de la localidad y enlazada con la dedicada a su familia.

Datos o documentos que si alguien de Villanueva conoce, nos encantaría que los compartiera con todo el pueblo a través de este Ágora, enviando un email a villanuevadelcampo49100@gmail.com o a través de la pagina de facebook o dejando un mensaje justo aquí abajo. 

El Ágora de Villanueva del Campo 

sábado, 6 de enero de 2018

El Calendario 2018 del Agora de Villanueva del Campo

Descargate el calendario del 2018 que dedicamos a todos los amigos y seguidores del Proyecto Cultural del Ágora.

Un cordial saludo y feliz año.

viernes, 31 de marzo de 2017

Entonando la Rueda de Villanueva del Campo

<iframe src="https://commons.wikimedia.org/wiki/File%3AFundaci%C3%B3n_Joaqu%C3%ADn_D%C3%ADaz_-_ATO_00821_04_-_La_rueda.ogg?embedplayer=yes" width="120" height="120" frameborder="0" ></iframe>

La rueda de Villanueva del Campo, cantada en 1997 por Pilar Gago


entonando la rueda

sábado, 13 de agosto de 2016

El Agora de Madrid en Villanueva del Campo

El Ágora de Madrid en Villanueva del Campo

Por Francisco Rubio - 13-08-2016
Publicado en el Ágora de Villanueva del Campo - Copyright

Si comparamos la Villa de Madrid con la Villa de Villanueva del Campo seguramente encontraremos tantas cosas que las asemejan como de las que las difieren. Pero quizás la primera que nos vienen a la mente y a la vista es aquello de lo del tamaño. Madrid es mas grande. 

Una vez dicho lo del tamaño y si empezamos a medir la cabeza, resulta que Villanueva del Campo y Madrid la tienen de un tamaño y proporciones sorprendentemente parejo. Y como esto no va de decir, sino de ver, hemos realizado un análisis gráfico de ambas y se las hemos medido, las cabezas decimos. 

Si tomamos Madrid, y trazamos un circulo de 800 m de radio con centro en la Puerta del Sol, llegaríamos por el Este hasta la "arboleda" que define el Paseo del Prado y por el Oeste llegaríamos hasta el Palacio Real. En una palabra, ese circulo de 1.600 m de diámetro, englobaría la cabeza histórica de Madrid, ya que el resto es añadido, en un crecimiento desmesurado cual adolescente bien alimentado. 

En el caso de Villanueva del Campo, si trazamos ese circulo de 800 m de radio con centro en la Plaza Mayor, llegaríamos por el Este hasta la linea que delimita la "arboleda" del Plantío y por el Oeste hasta la Plaza de Toros, que no es que sea el Palacio Real exactamente, pero no deja de ser un edifico publico muy representativo de la soberanía de otros tiempos y delimitador de una urbe.

Por todo ello, es fácil deducir el espacio que se genera para ambas Villas es sorprendentemente similar y es que quizás las dos, pudieron nacer en épocas con concepciones urbanísticas mentalmente parejas. 

Y como nos consta que hay muchas personas que conocen ambos lugares perfectamente, invitamos a que hagan un recorrido visual a través de la foto que ilustra el estudio y nos cuenten su opinión.     
    







domingo, 14 de febrero de 2016

Otro y el mismo ... en Villanueva del Campo

Por Francisco Rubio (c)   14 de Febrero de 2016
Publicado en el Agora de Villanueva del Campo. Copyrignt

Reproducimos a continuación una carta publicada hace 37 años en aquella revista llamada “la Voz de Villanueva del Campo”. El co-director de la revista local, Delfín Fontanillas, explica en la entrada a la misma que la carta se la envía un villanovano, al cual conocia entre otras cosas por haber colaborado también en el Norte de Castilla.

El villanovano en cuestión llevaba exiliado en Argentina cuarenta años, tras la Guerra Civil. Por aquel año de 1979, en plena transición a un nuevo sistema democrático, había podido regresar a su querido pueblo, haciendo casi un viaje en el tiempo.

Se llamaba Jacinto Torio Rodríguez y había nacido en Villanueva del Campo en 1902. Tanto en España como en Argentina, se dedico, entre otras cosas, al periodismo, publicando casi una docena de libros.

Aquí la carta integra en la que Jacinto cuenta como fue el regreso a su pueblo tras casi cuatro décadas y la trasformación y emoción que percibió.  

(Sentimos que la foto de la carta no nos haya quedado muy bien, pero consideramos que es legible).    


lunes, 13 de julio de 2015

Ago-Net: Agora Networking Digital

Hola, 

En la nueva etapa del Ágora, además de continuar estudiando y divulgando la Historia y el Patrimonio Cultural de nuestra tierra, queremos hacer que este proyecto sea sostenible en el tiempo y emplear nuestros conocimientos y experiencia en el uso del internet social y el consumo colaborativo.

Por ello, nos gustaría emprender la creación de un espacio de “Networking Digital”, tan de moda y necesario hoy en día, o lo que viene a ser lo mismo, un nodo o lugar de encuentro de personas y empresas que quieran trabajar en, o desde nuestra comarca o región. Un servicio que puede aportar interesantes beneficios para todos. 

Nuestra Misión será la de gestionar este espacio y poner en contacto a quienes ofrecen y a quienes demandan productos y servicios a través de este nuevo concepto de "plaza del mercado del siglo XXI". Las nuevas tecnologías y redes sociales a través de internet y los dispositivos que casi todos llevamos encima (smartphones, tablets, portatiles, ...), nos ayudarán en esta importante tarea. 

Espacio Ago-Net o como conectarse a las soluciones


Por ello, si consideras que esta red o Networking Digital a la que llamaremos AGO-NET (Ágora Networking Digital) te puede ayudar a promocionar o divulgar tus productos, tu negocio o a explicar a tus potenciales clientes los servicios profesionales que ofreces y la forma de ponerse en contacto contigo, háznoslo saber y seguro que encontramos la forma más adecuada de llevarlo a cabo y colaborar mutuamente, incluyendo fotos, reportajes, vídeos, folletos ... etc. 

Por otro lado, si eres un particular y deseas vender, comprar, alquilar, donar ... cualquier tipo de bien (casas, enseres, parcelas, maquinaria, libros….etc ) este puede ser un buen lugar para darlo a conocer.

Y por supuesto, estamos abiertos a todas aquellas sugerencias que nos permitan mejorar día a día el servicio.   

Correo electrónico de contacto: villanuevadelcampo49100@gmail.com

Un saludo cordial y nos vemos en el ÁGO-NET.

13 de julio de 2015 

miércoles, 11 de septiembre de 2013

Diccionario vivo del villanovano activo ... en Villanueva del Campo


Por Francisco Rubio. (c) 11 de Septiembre de 2013 
Publicado en El Agora de Villanueva del Campo. Copyright 

La mayoría hemos notado que este año 2013 las fiestas del Cristo caen bien, o sea, en días no laborables para los adultos y en días no lectivos para los niños, como parece menester para una fiesta. Lo cual significa que se espera una amplia afluencia de público a la república independiente de Villanueva del Campo.

Aprovechamos pues para poner al día el diccionario vivo del Villanovano activo, para que propios y extraños nos entendamos convenientemente en estas jornadas de máximo ajetreo y como no, de espíritu festivo.


Somos conscientes que que algunas de las expresiones parecen estar en cierto desuso y muchas otras son términos que, a buen seguro, también se emplean en otros pueblos de la comarca, por eso seria interesante conocer hasta donde llegan esos limites geográficos en su uso. 

Quede claro que, ante la duda en el significado de cualquiera de las palabras o dichos de la tierra, el contexto en el que se manifiestan suele ayudar mucho a su entendimiento y, en segunda instancia, siempre está la amable pregunta al lugareño de turno, quien seguro dará una cortés respuesta que pueda deshacer cualquier entuerto. 

Dicho lo cual y sin una clasificación previa ni orden establecido, estas son algunas de las palabras y expresiones que podemos oír por Villanueva del Campo de manera cuasi habitual y que iremos ampliando paulatinamente con la aportación de los amigos y visitantes del Agora, que tengan a bien colaborar en el tema. Comencemos pues: 


lunes, 29 de julio de 2013

Cuando los lugares de Cult-o se transforman en lugares de Cult-ura. ( I ) Valdunquillo


Por Francisco Rubio Pérez  (c)   28 de julio de 2013


Publicado en el Agora de Villanueva del Campo. Copyrignt

Que en los pueblos de Tierra de Campos hay muchos lugares dedicados al culto, es algo que todos conocemos, a tenor de los enormes y a veces desproporcionados templos que jalonan sus perfiles urbanos. 

Lo que quizás ya no sea tan conocido, es que en bastantes localidades, algunos de esos antiguos lugares de culto están siendo readaptados a un nuevo uso cultural, entendiendo este término en el sentido más amplio de la palabra. 

Antigua iglesia de Santa Maria en Valdunquillo. 













Es conocido que las iglesias fueron, en tiempos, los lugares donde, además del aspecto puramente religioso, se daba una faceta social de encuentro de los vecinos y era habitual en época medieval e incluso moderna, que el Concejo de cada localidad se reuniera en los atrios de las iglesias. 

La supresión en el siglo XIX del diezmo eclesiástico y el progresivo éxodo rural del siglo XX, han hecho que el sea muy complicado mantener tantos edificios, lo que ha conllevado la progresiva ruina de muchos de ellos, si bien en los últimos años, existe una corriente que intenta recuperarlos y mantenerlos con fines culturales, aunque sea solo para épocas estivales, ya que no hay pueblo que se precie, en el que, aprovechando el buen tiempo, las vacaciones y como no, la afluencia de visitantes, no organice su semana o mes cultural repleto de actividades para niños, jóvenes y mayores. 

Y ahí es donde surge la tesitura de contar con unas instalaciones acordes a las necesidades actuales. Y echándole trabajo, pundonor y como no, una gran dosis de imaginación, es como muchos pueblos van encontrando esos lugares.

Una de esas localidades que lo ha conseguido es nuestro vecino pueblo de Valdunquillo, situado a escasos diez km de Villanueva del Campo por la carretera de Palencia y donde desde hace años y desde la mas pura iniciativa privada de uno de sus vecinos, han transformado la antigua y ruinosa iglesia de Santa María, en un moderno centro cultural, pero con el sabor de los legendarios patios de comedias, tal y como podemos apreciar en la foto.


En él, desarrollan mil y una actividades, desde representaciones teatrales dentro del circuito oficial de Castilla y León, pasando por conciertos de música moderna y tradicional, danzas, cine ...etc y para muestra un botón, como es el interesante programa que tienen para todo este verano y que exponemos a continuación. 

Vaya desde aquí un saludo para nuestros vecinos junquillanos y la enhorabuena tanto en la actividad cultural que desarrollan, como en la recuperación del patrimonio histórico.